Medicamentos contaminados en Tabasco

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Pedro_Hidalgo.jpg

El  Covid-19 (coronavirus) nos pisa los talones, ya hay un caso en el vecino estado de Chiapas, la portadora una joven que llego de Italia. Mientras tanto en Villahermosa, Tabasco un paciente falleció tras recibir una hemodiálisis con un medicamento contaminado en el Hospital Regional de PEMEX, caso grave donde se  puede advertir omisión y corrupción y sin embargo le tiran la piedra al proveedor, esto va más allá.

Se ha informado de 67 pacientes afectados, de los cuales hay veinticinco hospitalizados, seis en terapia intensiva y desafortunadamente el paciente que falleció. Los pacientes regresaron al hospital sintiéndose mal, al advertir que había algo atípico el personal del hospital tomo medidas para hacer cultivos en la máquina de diálisis, catéteres y en el medicamento aplicado, este último, la heparina sódica salió positivo detectando el desarrollo de bacterias. Los medicamentos eran parte del lote C188E881 con caducidad a enero 2021 y fueron adquiridos el 26 de febrero.

 

A través de un comunicado PEMEX dice lamentar el fallecimiento del paciente, y menciona que con las evidencias obtenidas, se integro la documentación necesaria, para iniciar una investigación ante las autoridades respectivas, en contra del proveedor de dicho producto y en contra de quien o quienes resulten responsables.

 

Sin embargo el comunicado referido no especifica qué área se hará cargo de dar seguimiento a la denuncia e investigación del caso, como tampoco que pasara con los derechos del paciente que falleció a causa de estos acontecimientos. 

 

Evidentemente surgen interrogantes naturales; ¿cómo se llama la empresa que es la proveedora de estos medicamentos?, ¿bajo qué normas de control los surten?, ¿son compras consolidadas o se hizo de manera directa por PEMEX?, ¿las medicinas son hechas en México o son importadas de algún otro país? ¿Porque la Cofepris no ha emitido ningún comunicado?, no debemos olvidar que desde que empezó la presente administración ha acusado a las farmacéuticas de capital mexicano de tener el monopolio de la venta de medicinas, incluso decir que habían caído en corrupción en otros gobiernos. Al final se demostró que de una compra consolidada solo se ahorraron en la compra un total de 18,000 pesos y dejaron de recibir 140,000 por concepto de ISR, son verdaderamente un fiasco.

 

Por eso en este tema, se debe dar seguimiento puntual para saber quién tiene la responsabilidad, quien hizo las cosas mal, si el proveedor compra para sí y revende a pemex, pero al ser un medicamento debió ser revisado por la Cofepris, es decir nadie puede vender medicamentos así como así. Mucho menos nadie no cualquiera puede ser proveedor de un producto especializado.

 

En Macuspana, al igual que en muchísimos lugares de México hay un reflejado desencanto, la popularidad del Presidente baja cada día más, incluso llega a los niveles de sus antecesores y eso que no tenían un bono electoral como el que el obtuvo en las urnas. La terquedad del Presidente lo está llevando al precipicio y con el se irán todos quienes llegaron al poder a distintos cargos de elección y que no han querido confrontarlo y decirle la verdad.

 

              

    

   

{loadposition date}