—Encierro—

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Edmundo_Jures.jpg

Mariana Ramón, amaba la libertad, el aire libre, la brisa de la tarde. Nació en Jonuta, pero sus padres decidieron cambiar sus tres hectáreas de terreno, por un departamento de 70 metros cuadrados en Nueva Imagen justo un año antes de empezar el encierro por el coronavirus.

El cambio de domicilio obedecía a que ella cursara una carrera universitaria en la capital, y dejó su "zona de confort" sin oponer resistencia por varias razones, siendo la más importante que su prometido, Juan González, heredero de un rancho ganadero, cumplía ya dos años de vivir a tres cuadras de la universidad donde ella también estudiaría; Mariana, habiéndole invertido cinco años de amor a ese noviazgo, no dejaría que ninguna choca capitalina "le pedaleara su bicicleta".  

 

Y así fue que un verano se convirtió en un fin de semana la nueva vecina del 5G. Cada mañana el sol y su madre le acompañan en el desayuno, la luna hacía lo suyo junto a su padre en la cena y el futuro marido, a medio día, era el dueño de la sala  -cuando no estaba su madre- de todo el departamento. Así las cosas del amor que, durante el recalentado de fin de año, anunciaron nupcias, solo que nadie imaginaba que el día de aventar el ramo, sería el mismo día del anuncio de la fase 3 de la contingencia.

 

Y entonces todo sucedió tan rápido, que pasados dos meses del inicio de la pandemia y de la cuarentena, ya andaba algo loca, no por el encierro, sino por aguantar los soliloquios de sus padres que inscritos en "fritanga.com", seguían al pie de la letra las indicaciones del gurú: Leían en voz alta veinte minutos sin parar a Shopenhauer, a Paz, o a Kets, desnudos frente a la pared a las cinco en punto de la tarde, justo a la hora de la telenovela. Marianita pensó que en una semana esa extraña sanación se les pasaría, pero a la tercera semana quiso huir, se inventó "los síntomas" y sus padres muy preocupados la sacaron del encierro únicamente para llevarla al médico en algo parecido a un traje de astronauta. La treta fue contraproducente.

 

 

El galeno dijo que era "sospechosa" y la mandó nuevamente a casa aún más encerrada, confinada a su habitación de tres metros cuadrados, sin poder asomar las narices a la sala. Su padre descubrió la magia del servicio a domicilio y lominico que entraba onsalia del departamento era el aire, vaho del infierno.

 

 

Ella buscó entretener su mente para olvidarse del nuevo encierro: contó las bolitas de sus cinco suéteres, los círculos, medio-círculos y puntos rojos en el mosaico del piso, las grietas de las paredes y cuando descubrió que era vedad que a las ochocientas encendidas se fundían los focos, supo que no había más salida que buscar auxilio con Juan, al que llamó justo cuando las estrofas de Keats retumban por las paredes.

 

Él dudo un poco antes de decir que no podía, que le dolía la cabeza y la garganta, pero ella insistió con sutileza y le dijo que si no la rescataba, ¡alguien más lo haría! Juan, tomó el termómetro y siendo un registro normal, abandonó su departamento de soltero, pidió una escalera al portero del edificio y salió hacia el edificio de la prometida.

 

Eran las 11 de la noche cuando, Marianita después de romper el miriñaque de la ventana, empezó a bajar lentamente por las escaleras, y al tocar tierra, le dio un gran abrazo al rescatista, no un beso porque el hombre ya tenía fiebre. Y así fue como esos dos enamorados, terminaron internados juntos. Una semana después, en el área "CoVid" del hospital regional más, siendo jóvenes y runners, tuvieron una lenta pero buena evolución.

 

Fueron dados de alta con dos días de diferencia, dos semana más tarde. Y un mes después, celebraron su boda, invitaron a poca gente pero a media ciudad enviaron "el código de la mesa de regalos". Y sobre el pastel, no colocaron a los clásicos muñequitos, sino a dos figuritas especiales: una simbolizando un virus y otra una escalera y es que, ¿qué mejor forma de vivir, que escalando en el destino y enfrentando encierro? 

 

              

    

   

{loadposition date}