EDMUNDO JUAREZ

—Visita—

Leer más...

Cada noche, desde que era niña, Lucrecia Barahona, inhalaba profundo tres veces antes de cerrar los ojos para rezar el "angelito de la guarda" y en la última década, lo hacía para concentrarse en ella misma y no con la idea de encontrar un enlace con lo divino ya que nunca había experimentado algo extraordinario, a diferencia de sus compañeras en el colegio de monjas, donde cursó de la primaria hasta el bachillerato.

Leer más...

—virus—

Leer más...

Eran las cuatro de la tarde cuando el sol caía sin piedad sobre Paseo Usumacinta, un vaho ardiente hacía sudar los pies desnudos de Luigi Soberani quien detuvo en seco sus caites en la esquina con Méndez, ambas calles estaban desoladas.

Leer más...

—Lupita—

Leer más...

Lupita Rodríguez Chico era muy joven. Apenas diecisiete años cuándo se casó completamente enamorada de Lacho; fue su primer amor. Ella no miró defecto en él. Ese hombre significaba un conjunto cosas, buenas o malas, pero en equilibrio para toda la vida. Fue la boda más grande de todo Tamulté de la Sabanas por muchos años.

Leer más...

Cuarentena

Leer más...

Hay momentos en la vida que el universo nos convida a realizar pausas, cerrar los ojos, respirar profundamente, hacer eso que llaman “dejar la mente en blanco” y buscar nuevas acciones para mejorar la calidad de vida y la buena relación con el entorno, aunque el medio ambiente sea agresivo con nosotros.

Leer más...

—Hemodiálisis—

Leer más...

Susana Four era una mujer normal... normal para una comunidad cercana a la frontera con Belice, donde los vegetarianos y veganos eran una especie humana desconocida.

Leer más...

              

    

   

{loadposition date}